Selah Schneiter es la persona más joven en la historia en escalar la vía más emblemática en El Capitán, Yosemite. Con sólo 10 años completó los 30 largos en la pared de 950 metros.

Selah Schneiter se convirtió a los 10 años en la persona más pequeña en completar una de las paredes de escalada en roca más famosa y difícil del mundo, la ruta The Nose en El Capitán, Yosemite (EE. UU.)

La niña pesa 25 kg y mide 1.25 metros. Ella va a la escuela y lleva una vida tranquila al igual que cualquier niño estadounidense de su edad, pero tiene una especial particularidad: Sus padres Mike y Joy son, ambos, fanáticos escaladores. De hecho, su romance se comenzó a gestar 15 años atrás en las paredes de El Capitán.

Selah Schneiter junto a su papá Mike en El Capitán.
Selah Schneiter junto a su papá Mike en El Capitán.

Selah Schneiter llegó al final de la famosa línea a las 5:45 p.m. del pasado 13 de junio, en una escalada que le llevó cinco días y que realizó junto con su padre y un amigo, Mark Regier.

“Tuve miedo a veces. Fue era muy divertido” comentó a sus allegados Selah al culminar su impresionante y precoz desafío. “Traté de convencerla de que no lo hiciera. Creo que El Cap ha sido una parte tan importante de nuestra historia como familia, que ella ha querido hacerlo durante mucho tiempo” dijo el padre Mike a la revista Alpinist Magazine.

En el año 2001, Scott Cory subió The nose dos veces. En aquel momento tenía 11 años. La niña Tori Allen lo subió con 13 años, también en 2001. Ambos registros son de los más conocidos en logros deportivos a tan corta edad.

Selah vive con sus padres en Glenwood Springs, Colorado. En su hogar, quién puede dudarlo, la escalada se lleva en la sangre.

Selah Shneiter, escaladora desde la cuna

Mike y Joy se enamoraron hace 15 años cuando escalaban El Capitán (Tu-Tok-A-Nu-La es su nombre indígena). Con solo dos meses de vida llevaron a Selah por primera vez a Yosemite y la bañaron en una tina Rubbermaid en el histórico Campamento 4.

La niña ha escalado en varios de los sitios más famosas de su país. Como el Monumento a la Independencia, un 5.8+ que logró a los 7 años.

«Selah aún está aprendiendo, pero ha estado adquiriendo habilidades durante bastante tiempo. Estaba preocupada por su capacidad para hacer tanto trabajo con un cuerpo tan pequeño, pero sabía que Mike la mantendría a salvo. Estoy realmente orgulloso de ella” dijo su mamá Joy a Outside Online.

Selah Schneiter en plena faena en The noise, El Capitán, Yosemite.
Selah Schneiter en plena faena en The noise, El Capitán, Yosemite.

El papá Mike es dueño de la agencia Glenwood Climbing Guides, dedicada a la enseñanza de escalada en hielo, deportiva y auto-rescate vertical. Joy es enfermera en el Glenwood Medical Associates. Tiene tres hijos más: Zeke (7); Sunny (5); y Salomé (1). Zeke es ya apasionado escalador y está planeando intentar The nose el próximo año con su ahora experta hermana.

Le preguntaron a Selah Schneiter si ya pensaba en alguna otra ruta de El Capitán: «Zodiac podría ser divertido. También me gustaría hacer Lurking Fear debido a la historia familiar». Y hay muchas probabilidades de que suba ambas.

(Todas las fotos pertenecen a las redes sociales de la familia Schneiter)

Comentarios

comentarios