El Valle de Uco (Mendoza, Argentina) está ubicado por el prodigio de la naturaleza en un lugar único.

Por Jorge Aguilar Rech (*)

Protegido por altas cumbres de los Andes Centrales que flanquean los amplios valles fluviales, que destilan agua pura por doquier. Agua que da origen a los vinos más prestigiosos del mundo.

Pescar en estas aguas… es sin dudas una experiencia sensorial sin igual. Sus arroyos, vinos y truchas están tomando renombre mundial. Maridando siempre el concepto del agua pura, truchas salvajes y excelsos vinos. Una suerte de mística sagrada e inseparable.

En este valle hay una gran concentración de arroyos que corren desde las más lejanas cumbres. Arroyos nacidos del hielo, de las verdes vegas que supuran desde el subsuelo.  Arroyos… que corren rumorosos, rosas mosquetas, vides y acequias.

Colmados de truchas Arco Iris, Fontinallis y Marrones. Peces que resultan ser sobrevivientes, ante las inclemencias del clima riguroso. Por resultado, estos salmónidos están adaptados en sus tamaños, para asumir así las variaciones de temperatura, implacables exposiciones solares, sequías, acarreos y congelamientos. El resultado es un pez adaptado en tamaño, fuerte y de gran instinto de supervivencia. Ligero, versátil, poderoso… capaz de desplazarse por escaso volumen de agua. Muscular y adaptado a ascender por corrientes furiosas. Donde el poder de estos pequeños gigantes se nota al explotar en un pique y corrida. El pescador se sorprende por la furia desatada en estas aguas.

Cada arroyo tiene su sutil diferencia y especial encanto. Podemos observar una gran diversidad de insectos subacuáticos y terrestres. Efémeras, tricópteras, odonatos y plecópteras. Así en la tierra como en el cielo, gran población de bétidos, arañas, hormigas, langostas, avispas, moscas y mosquitos. Todos son la dieta principal de las truchas.

Ambientes como el arroyo Grande de La Quebrada, más conocido como El Manzano, tiene la población de plecópteras más grande de la región, que alimentan la dominante población de truchas Arco Iris que rondan los 700 gramos. Rodeado de rosas mosqueta, es un típico arroyo de montaña. Corre a la vera de la ruta 94 en el departamento Tunuyán. Ideal para pescarlo todo el año, con ninfas de plecóptera, efémeras y secas que imiten polillas.

Grandes sorpresas de arroyitos ínfimos que llegan apenas a atravesar la ruta. Que nada dicen del mismo, de lo que es en su naciente. El arroyo Las Pircas es este caso. Corre estrecho, temperamental y caudaloso. Con bellísimas truchas Fontinallis dominantes en la parte superior, y gran población de Arco Iris en el curso más bajo. Ideal para pescarlo a caballo, excepcional experiencia de pesca y cabalgata, descubriendo cada ínfimo rincón de calma… donde tal vez esté nuestro gran pez.

Otro de los ambientes destacados y famosos a nivel mundial es el arroyo San Pablo, en Tupungato. Corre entre rosas mosquetas, ajenjo y romero.  Tierra de huarpes, cóndores e historias antiguas. Sus truchas Arco Iris están muy bien alimentadas y rondan los 800 gramos. Está transparente y estable todo el año. Ideal para experimentar con moscas que imiten langostas, polillas e imitaciones de tricópteras, efémeras y plecópteras. Presenta grandes pozones que alojan truchas muy grandes.

Algunos otros bellísimos cursos también rebosantes de este recurso íctico bajan por cada rincón de estos valles pluviales. Novillo Muerto, Guindo, Chupasangral, Negro y un puñado de otros que poseen truchas aún más grandes y menos pescadas que rondan el kilo.

Destaca la belleza de estos arroyos andinos. Donde la pesca con mosca es la práctica más sustentable y coherente al sagrado equilibrio que debe prevalecer ante la presencia humana en el entorno natural. Sobre todo en estos ambientes, donde la vida toma connotaciones de milagro, de excepción, de acto divino. Los pescadores mendocinos lo celebramos con nuestros vinos, a la orilla del arroyo.

(*) Jorge Aguilar Rech

Sur Outfitters Fly Fishing Experiences

infosuroutfitters@gmail.com

Tel. +54 261 5058060

Guía: Guía acreditado de pesca con mosca de la International Flyfishing Federation, quien acredita instructores y guías para el mundo.

Instructor Escuela Darío Pedemonte. Que se especializa en la preparación de instructores con alto nivel pedagógico.

Comentarios

comentarios