En el intento de un nuevo Aconcagua invernal, los andinistas argentinos Braillard y Merino avanzan frente al frío, el viento y las jornadas cortas, los obstáculos a vencer. Si logran llegar esta tarde a Nido de Cóndores, mañana irán por plaza Cólera.  

La posición este lunes por la tarde de los montañistas Braillard y Merino, recibida por Patrulla de Rescate.
La posición este lunes por la tarde de los montañistas Braillard y Merino, recibida por Patrulla de Rescate.

En la última comunicación mantenida con la Patrulla de Rescate de la Policía de Mendoza, los andinistas Braillard y Merino informaron que ambos se encuentran ya en el campamento Plaza Canadá (5.050 m) y van en búsqueda de la cima mayor de América, el monte Aconcagua (6.962 m) en pleno invierno.

Ambos se encuentran en buen estado, estudiando minuciosamente la meteorología y las condiciones para ir avanzando hacia el objetivo: la cumbre invernal en el Aconcagua, una iniciativa nada habitual en el marco de desafíos deportivos de montaña.

Los comentarios que Luciano Merino y Germán Braillard Pocard logran comunicar son recurrentes en tres temas, característicos por la época del año en que hacen el intento: jornadas muy cortas, vientos fuertes y constantes, y frío extremo.

Hoy Nido, mañana Cólera

No obstante las adversas condiciones, ambos experimentados montañistas avanzan con el plan trazado. Si el tiempo acompaña, durante este martes intentarán llegar a Nido de Cóndores (5.550 m). Al día siguiente la meta será campo Cólera (5.979 m), último campamento antes del ataque a la cumbre.

“Hoy salimos de Plaza de Mulas a Canadá con la intención de ir a Nido de Cóndores. Pero el viento y el tiempo no nos dejó seguir, mañana vamos a Cóndores” señalaron Braillard y Merino.

El horario de salida desde el CB (4.300 m) fue a las 12:30, y arribaron a Canadá a las 16. Una vez tomada la decisión de no seguir ascendiendo, se establecieron en la carpa. Allí comieron alimentos liofilizados y té para completar una buena hidratación. Luego dieron paso al descanso, siempre remarcando encontrarse muy bien físicamente. Y de muy buen ánimo “a pesar del viento y del frío que hoy nos pegaron fuerte”.

La principal preocupación para esta jornada es superar sin novedades el sector denominado cambio de pendiente. Así, mañana podrán encarar decididamente haca Nido de Cóndores.

Esta tarde se producirá una nueva comunicación con la base ante lo cual se tendrán novedades de la particular expedición invernal al Aconcagua.

Comentarios

comentarios