Hace 6 días que su Racetracker no emite señal alguna. La última comunicación lo situaba a 6.112 m junto al español Alberto Zerain.

El argentino Mariano Galván y el español Alberto Zerain. (Foto: Desnivel.com)

El argentino Mariano Galván y el español Alberto Zerain. (Foto: Desnivel.com)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Del sábado pasado data la última certeza del lugar exacto donde se encontraba el andinista argentino Mariano Gaván, quien junto con el español Alberto Zerain intentan llegar a la cumbre de la novena montaña más alta del mundo, el Nanga Parbat (8.125 M), en la cadena Karakorum.

Esa última señal del Racetracker de los deportistas indicaba 6.112 metros de altura, por la temida arista Mazeno, pero desde aquel momento no se ha recibido ningún dato de cómo prosigue la riesgosa expedición.

Desde los campamentos inferiores, colaboradores de la expedición “2x14x800” cuyos expedicionarios intentan un nuevo Ocho Mil, presumen que por los días pasados desde el último contacto posiblemente el equipo transmisor haya agotado sus baterías. El Racetracker posee un sistema especial de auxilio para caso de emergencia que hasta hoy no ha sido activado. La autonomía que permiten sus pilas es de unos seis días.

También denominada “la montaña asesina”, el Nanga Parbat es la novena cumbre más alta del planeta con 8.125 metros de altura, y la segunda de Pakistán. El ochomilista chubutense Mariano Galván ya ha coronado 7 de las 14 cimas que superan los 8 mil metros.

Mariano Galván en Aconcagua dialogando con CUMBRES.

Mariano Galván en Aconcagua dialogando con CUMBRES.

Sobrevuelos

Un helicóptero sobrevoló el miércoles la zona donde se recibió la última señal, pero debió regresar por las malas condiciones del tiempo, según informó el equipo logístico del español Zerain en la página web donde se reflejan los pormenores de la expedición al Nanga Parbat, www.2x14x8000.com. Tras más de 3 horas de vuelo, el helicóptero de rescate se vio obligado a regresar sin poder avistarlos.

Alex Gavan, un ascensionista de Rumania que colabora en el rescate, señaló que llegaron efectivamente al punto donde el Racetracker de Galván y Zerain dejó de emitir señal el pasado sábado 24 de junio, pero nada pudieron ver debido a la abundante nubosidad.

Solidaridad

En las últimas horas llegaron ofrecimientos de ayuda, económica y logística, para la búsqueda y eventual rescate en el Nanga Parbat.

Alberto Iñurrategi, Mikel Zabalza y Juan Vallejo, montañistas vascos de expedición por los Gasherbrum I y II ofrecieron modificar su rumbo hacia el Nanga Parbat (hay una razonable cercanía entre estas montañas) y sumarse a tareas de búsqueda que se dispongan allí. Son personas con experiencia y conocimiento, además de estar perfectamente aclimatados, por lo que su labor puede ser de muchísima utilidad teniendo en cuenta el nivel técnico de la arista Mazeno, la utilizada por Zerain y Galván.

Por su parte, tanto desde el Gobierno vasco como desde la Diputación Foral de Álava y del Ayuntamiento de Vitoria se pusieron en contacto con el equipo logístico de 2x14x8000 y ofrecieron su ayuda ante el requerimiento para las labores de eventual rescate.

En tanto, en Mendoza, allegados a Mariano Galván abrieron una cuenta en el Banco de la Nación Argentina con el fin de recaudar fondos para ayudar a solventar los gastos de logística y búsqueda tanto de él como de Alberto. El número de la cuenta en el BNA es 6470467217, el CBU para transferencias 01106479 30064704672179 y el CUIL de la titular es 27-13569504-7.

Por ahora las malas condiciones meteorológicas impiden una nueva salida del helicóptero, preparado en el aeropuerto de Skardu, pero afortunadamente los partes meteorológicos anticipan una clara mejoría para los próximos días.

LA SITUACIÓN DE MARIANO GALVÁN EN EL NANGA PARBAT
3.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)

Comentarios

comentarios