Un inusual temporal de frío y nieve, sin dudas el mayor de este siglo, vivió la zona montañosa de la provincia de Mendoza en agosto pasado, que si bien mantuvo aisladas durante algunas horas a las localidades cordilleranas más altas que no causó ningún inconveniente de magnitud o perjuicio importante para los habitantes.

Durante la primera mitad de agosto fueron casi 2 metros de acumulación nívea que se produjo por ejemplo en Las Cuevas, con jornadas continuas de mucha precipitación y viento blanco constante. En el corredor andino, ya desde Polvaredas se podían observar las laderas cubiertas de nieve. Pero más allá de Punta de Vacas, y desde Penitentes hacia Puente del Inca, la acumulación fue aún más notoria y el escenario notablemente blanco.

Casi 2 metros de nieve se acumularon en Las Cuevas. Foto: Cumbres

Casi 2 metros de nieve se acumularon en Las Cuevas. Foto: Cumbres

En el Cordón del Plata el panorama fue en líneas generales similar. Vallecitos, la localidad más alta de la zona, fue objeto de intensísimas nevadas lo que llevó al bloqueo del serpenteante camino que lleva a los refugios y cancha de ski. Asimismo los poblados de los valles como Las Vegas, Piedras Blancas, Valle del Sol, Los Zorzales, EL Salto y el propio Potrerillos tuvieron su buena cuota de nieve. Al tratarse de sitios de menor altura, ni bien se despejó la ruta internacional miles de turistas y mendocinos acudieron a disfrutar de la magia blanca.

El cerro Plata blanco inmaculado. Foto: Hugo Villegas

El cerro Plata blanco inmaculado. Foto: Hugo Villegas

Pobladores y comerciantes bien pertrechados disfrutaron del temporal puertas adentro entusiasmados con los muchos beneficios y alegrías que traen aparejado estos eventos climáticos de excepción.

El trabajo de los entes estatales como Vialidad, Defensa Civil, Gendarmería, Policía y municipios fue arduo y continuo, sobre todo a la hora de limpiar los caminos para recuperar la transitabilidad.

Miles de camiones con rumbo a Chile quedaron varados en Uspallata en espera de la mejoría de las condiciones.

El pinar y el sulky, Los Zorzales. Foto: Ana Vogel

El pinar y el sulky, Los Zorzales. Foto: Ana Vogel

Un bello espectáculo aparte ofrecieron los centenares de guanacos que debido a la nevada “bajaron” hasta la ruta misma sobre todo a la altura de Cortaderas y Polvaredas.

La nieve no llegó a la ciudad de Mendoza, aunque sí lo hicieron algunas informaciones desacertadas, exageradas, equivocadas y en casos malintencionadas.

No obstante, una vez que el sol asomó nuevamente a lo largo de toda la cordillera, el espectáculo para propios y extraños fue una vez más admirable, y la esperanza de un verano benéfico en términos de volumen de agua fue el dato más celebrado.

Los colores del invierno en Los Zorzales. Foto: Ana Vogel

Los colores del invierno en Los Zorzales. Foto: Ana Vogel

En estas páginas CUMBRES busca reflejar en imágenes la belleza y buenaventura que siempre la nieve trae consigo, obtenidas por los propios pobladores de la montaña con sus particulares visiones.

La nieve tan ansiada
4.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (3 Votos)

Comentarios

comentarios