Junto a la primavera y hasta entrado el otoño, el picaflor se convierte en habitante de los altos valles andinos de Mendoza, muy vistoso y llamativo por sus sorprendentes colores.

El picaflor cometa viene de hibernar durante todo el invierno y despiertan con los primeros calores primaverales.

Con su larga lengua, imposible de apreciar, extrae el néctar de las flores.

Foto: Andy Elías Aves silvestres de Mendoza YPF

Foto: Andy Elías
Aves silvestres de Mendoza YPF

Mide unos 15 centímetros el macho y 10 centímetros la hembra, de cola más corta.

Construye su nido, colgado en arbustos, con pequeñas ramas y palitos que une con telas de araña y saliva. En su interior pone dos diminutos y blancos huevos.

El picaflor Cometa
4.2Nota Final
Puntuación de los lectores: (6 Votos)

Comentarios

comentarios