Con motivo de festejarse el 5 de agosto el Día del Montañés, se realizó el sábado 3 de agosto pasado en Puerta de la Quebrada, en la base del cerro Arco, un particular encuentro de amigos de la montaña mendocina que incluyó el ascenso matutino al cerro, sorteos y música criolla, palabras alusivas y un asado compartido por todos los montañeses de Mendoza que frecuentan el lugar en su entrenamiento buscando alcanzar mayores desafíos.

El alma mater y propietario del emprendimiento montañés, Domingo Alvarez, junto a sus hijos Juan y Matías que administran el lugar y a su amigo Jorge Giaquinta, iniciador también del sueño originario, dio la bienvenida a todos y cada uno de los invitados, agradeció el gesto de acercarse a celebrar el Día del Montañés y abogó por promover y acentuar el amor y respeto por nuestro ambiente de montaña.

Por la mañana los invitados ascendieron el cerro Arco.

Por la mañana los invitados ascendieron el cerro Arco.

“En Puerta de la Quebrada somos montañeses y además queremos compartir este día con aquellas personas que aman la naturaleza y encuentran en la montaña no solo un lugar de distensión sino también la posibilidad de crecer física y espiritualmente” señaló Domingo. El evento fue auspiciado por la Municipalidad de las Heras y la Cámara de Turismo de El Challao.

A sólo 17 minutos del centro de Mendoza, Puerta de la Quebrada es un lugar seguro y muy particular, por un lado por encontrarse en la zona energética el Templo de Isidris, en la Quebrada del Manzano, y por el otro por un aspecto clave: en muy poco tiempo se puede superar el importante desnivel de 543 m del cerro Arco y los 4,5 km de recorrido en los 1.668 msnm de su cumbre; otras opciones son 1.000 m de desnivel en el cerro Áspero con 7,4 km de recorrido en los 2.100 msnm; y cerros Gateado y Vizcacha cuya jornada de marcha es un fuerte entrenamiento en un marco de singular belleza.

Una celebración secular

El Día del Montañés se celebra cada 5 de agosto en coincidencia con la fecha en que se conmemora el milagro de la Virgen de las Nieves, venerada por los hombres de montaña desde hace 1.600 años.La Historia se remonta al siglo IV cuando un patricio de Roma llamado Juan y a su esposa quienes, al no tener hijos a quien legar su fortuna, ofrecen la herencia a la Santísima Virgen Madre de Dios, quien les demostró con un milagro el reconocimiento por su generosa actitud: Un 5 de agosto, pleno verano romano, durante la noche parte de la cumbre del Esquilino, una de las 7 colinas, se cubrió de nieve. Esa misma noche la Madre de Dios manifestó a Juan y a su mujer, en sueños y por separado, que en el sitio nevado construyesen una iglesia.

En el lugar, por indicación del entonces Papa San Liberio, Juan y su esposa edificaron la Iglesia Santa María La Mayor, donde desde entonces se venera a la Virgen de las Nieves.

 

 

Día del montañés, un encuentro de amigos
4.9Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)

Comentarios

comentarios