“Encender el fuego con charamusca es la forma más criolla de hacerlo. Pajas y pequeños trozos de leña que arden fácil y rápidamente son el principio de un buen fuego…”

Claro que sólo entendería  el sentido metafórico de esta definición mucho tiempo después de ese día en que Graciela llegara a casa con la noticia de que éramos los flamantes propietarios de un terreno en Vallecitos.

Difícil imaginar que ese impenetrable monte de rosas mosquetas nacidas desde las entrañas mismas de las piedras estaba siendo el principio de nuestro fuego, un laborioso fuego de manos amigas y hermanas que lentamente le fue dando el punto exacto al dulce de nuestros sueños.

Esta mágica mistura de realidad y sueño que es La Charamusca, incluida en la Ruta Gastronómica y honrada además como experiencia distinguida por el Ministerio de Turismo de Mendoza, es hoy punto de encuentro de los sentidos: aromas y sabores de la cocina andina que fusionados  en armoniosa comunión con los sonidos y colores del paisaje cordillerano ofrecen al visitante un lugar ideal para quienes disfrutan del delicado placer de vivir la montaña.

A unos ocho kilómetros antes de llegar al centro de esquí de Vallecitos, sobre el costado izquierdo del camino se levanta La Charamusca. Construida totalmente en troncos de pino, es una cálida invitación para acercarse a la gastronomía cuyana de una manera informal y amigable.

Un emprendimiento familiar  que comenzó  tímidamente siendo refugio de montaña y que por las coincidentes sugerencias que iban haciendo los visitantes se fue convirtiendo en un espacio multifuncional en el que diversas manifestaciones de nuestra cultura encuentran el terreno  propicio para su expresión. Cada noche de sábado, durante los meses de enero y febrero, muestras fotográficas y pictóricas, encuentros literarios y artistas de diversos géneros musicales junto al buen vino acompañan  afinadamente cada propuesta de su cocina regional. Locro, pollo al disco o carne a la olla, son algunas de los tradicionales platos que ofrece su carta y que también se pueden degustar a la hora del almuerzo.

Y a la media tarde imposible no dejarse seducir por alguna de las exquisiteces de su repostería artesanal, mientras se disfruta de un chocolate caliente o de un delicado blend de té en hebras.

Indudablemente que esta intrépida iniciativa de Graciela no sólo estuvo animada  por el propósito de compartir los secretos aprehendidos de su cocina hogareña, sino también por la oportunidad que le da este nuevo espacio, de poder dar rienda suelta a su anfitriona vocación de servicio.

 

ABIERTO: SABADOS Y DOMINGOS

ALMUERZOS, CENAS, EVENTOS SOCIALES Y EMPRESARIALES

Tel: 155101251 – 02614263978

Mail: elgrafi@hotmail.com

Facebook: la charmusca sabores andinos

La Charamusca: Encuentro de los sentidos
1.3Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
1.3

Comentarios

comentarios